Problemas de pronunciación comunes en inglés

Problemas de pronunciación comunes en inglés

El español es un idioma en el que todo se pronuncia tal y como se escribe, cree la gente. Pero no sucede así en otros casos, de ahí algunos problemas de pronunciación en inglés que son muy comunes.

No obstante, en español no todo es tan fácil, ya que palabras como guerra o queso omiten la u al pronunciar. Igual ocurre con el sonido ch, que, aunque la h sea muda, la palabra en cuestión no tiene la misma pronunciación que con c. Los ejemplos son variados, pero por lo general sí se cumple eso de que todo se lee igual que se escribe.

Principales dificultades de la pronunciación en inglés

La pronunciación en inglés es uno de los grandes campos de batalla de muchos estudiantes. Para los hispanohablantes, el principal desafío con esta destreza del idioma es que hay sonidos a los que no están habituados y requieren de mucha práctica para alcanzar cierto dominio.

De este modo, no es extraño encontrar a personas que hablan en inglés con sonidos muy peculiares, intentando fusionar los fonemas propios de este idioma con los de su lengua nativa, incluyendo también la entonación.

Z en inglés y su pronunciación

La z en inglés se pronuncia como un zumbido, suena a eso, es parecido a una s que vibración la lengua detrás de los dientes. En un sonido más sutil, más suave. En español, en cambio, es más contundente.

Por otra parte, los sonidos c y z no son similares en español y en inglés. En español, cuando la c va acompañada de las letras e, i, suena como z. En cambio, en inglés no es así, puede tomar el sonido s en muchas palabras.

¿Sabes cómo se pronuncia “ciudad” en inglés? Pues con una c muy líquida, muy suave, similar al sonido s. La transcripción fonética de city es /’sIti/.

S y z se confunden mucho en inglés, ya que existen cuatro formas de pronunciar la s. De ellas, solo una se parece al español. La s intervocálica es la más similar a la z, pues suena como un zumbido. A esto hay que sumar las numerosas excepciones presentes en el idioma.

Cómo se pronuncia la v en inglés

Otro problema de pronunciación para los españoles son los sonidos v y b. En español suenan igual, y en inglés la b suena igual que en español. Pero no así la v. Mientras que la b es un sonido sordo, la v es sonora, se acerca a la f.

No es lo mismo pronunciar vet – veterinario; que bet – apuesta. O vote – voto; que boat – barco.

Las similitudes entre los sonidos v y f se observan en palabras que terminan en f o fe, que forman su plural cambiando la f por una v y añadiendo al final es.

Life  lives

Knife  knives

Thief  thieves

Cuidado con el morfema ed en los verbos regulares

Otra casuística de pronunciación que no dominan muchos españoles es la de los verbos regulares en pasado, con la terminación ed. Dependiendo del verbo puede pronunciarse como id, como d o como t.

La norma recurrente es la siguiente:

  • Si terminan con d o t, la pronunciación es id – Decided – /disaidid/
  • Si terminan en r, n, i o l, la ed se pronuncia como d – Listened – /lisend/
  • Para el resto de terminaciones, la pronunciación es t – Dressed – /drest/

La r en inglés

La r en español es muy fuerte, potente, contundente, muy sonora. En cambio, en inglés es más sutil, más suave, más ligera, incluso cuando está al inicio de una palabra. La mejor solución co este sonido es olvidarte de cómo se pronuncia en español.

Las vocales, las grandes desconocidas

En español solo hay cinco sonidos vocálicos y a cada uno de ellos se le asocia un grafema. En función de la región o el habla en concreto se pueden abrir más o menos las vocales, pero los grafemas son siempre los mismos.

En inglés no son cinco sonidos vocálicos, sino 12. Y no siempre se corresponden con el mismo grafema. Aquí el mejor aprendizaje que puedes obtener es que existen vocales largas y cortas. Los españoles, por nuestro propio idioma, tendemos a hacer todas las vocales cortas, lo que hace que no nos entiendan en ocasiones cuando hablamos en inglés.

Cómo mejorar tu pronunciación

Existen muchas vías para mejorar la pronunciación en inglés, pero todas ellas pasan por la práctica constante. Puedes acudir a la escucha de inglés de forma pasiva: podcast, audiolibros, música, radio en inglés, películas…

Junto a esto hay que sumar la escucha activa, que consiste en ir un paso más allá, tomar la iniciativa. Cuando escuches sonidos que no terminas de detectar o reconocer, prueba con ellos, investiga, busca palabras similares y localiza las diferencias, pon el foco en la entonación y, por encima de todo, habla mucho inglés, practica de manera frecuente esas palabras que no suenan igual en español que en inglés.

 

Los problemas de pronunciación en inglés pueden y deben ir a menos a medida que adquieras destreza con el idioma. Desde Campus Study Centre te podemos ayudar con nuestros cursos a mejorar tus capacidades. No dudes en ponerte en contacto con nosotros.

WhatsApp chat
Call Now Button