Diferencias entre el inglés británico y el americano 1

Diferencias entre el inglés británico y el americano

Las diferencias entre el inglés británico y el americano son más que reseñables. Cuando los niños comienzan a estudiar este idioma en el colegio, lo habitual es que reciban nociones más vinculadas al inglés británico. Sin embargo, la influencia de Estados Unidos, con la música, el cine y las series, y también internet, hace que mucha gente esté más habituada a esta versión.

Ambas formas de acercarse al idioma, el inglés británico y el americano, son accesibles a través del estudio y la práctica. Te enseñamos cuáles son sus características más definitorias y cómo diferenciarlos.

Estas son las principales diferencias entre el inglés británico y el americano

Sin hablar de un inglés específico, porque hay tantos como lugares en los que es lengua oficial o común, el idioma anglosajón ha pasado a ser imprescindible en el mundo actual. El británico y el americano son los más populares por su accesibilidad, ya sea desde las escuelas y academias, o desde la influencia de la música, el cine o los medios de comunicación.

La localización geográfica

La primera gran diferencia es geográfica. La pregunta de dónde hablan inglés británico tiene fácil respuesta: en las Islas Británicas y en países europeos cercanos, como Países Bajos, Dinamarca y Suecia.

En cambio, el americano se habla en Estados Unidos, y por extensión en toda América.

A esto hay que sumar otras versiones como el australiano, que se habla en Australia y Nueva Zelanda y tiene mucha influencia del británico por la migración irlandesa y escocesa del siglo XIX; y el sudafricano; que es similar al que se habla en Países Bajos como reducto de la colonización, pero también incorpora muchas palabras de otros idiomas africanos.

El vocabulario y la ortografía

Aquí la distinción más visible entre ambas versiones del idioma es que muchos términos son completamente diferentes. Se puede sumar a este apartado el de ortografía, ya que una de las características del inglés británico es mantener la forma más antigua y compleja.

Eso se observa en palabras como flavour y flavor, que son las correspondientes a sabor respectivamente en inglés británico y americano. Ocurre lo mismo con colour, o con centre y center.

¿Qué ocurre con la pronunciación?

La pronunciación también es diferente. Los británicos ponen más énfasis en ciertas vocales y consonantes, y los americanos suavizan más su forma de hablar. Por ejemplo, la «t» en Reino Unido es mucho más intensa que en Estados Unidos, donde se vuelve más difusa.

Por otra parte, aquí también entran en juego los acentos. En ambos escenarios, las Islas Británicas y Estados Unidos, la riqueza de dialectos es enorme. No habla igual un californiano que un neoyorquino. Eso mismo ocurre con los acentos británicos de Liverpool, Glasgow, Londres o Dublín.

La gramática, la distinción más notable

Las reglas gramaticales también pueden cambiar entre ambas versiones. Aquí sí se observa una cierta relajación en los hablantes de inglés americano.

El present perfect se usa en inglés británico para contar algo que sucede en un pasado reciente, pero que tiene consecuencias en el presente.

En inglés americano, esa misma idea se puede expresar usando el past simple. Esto implica también el uso de adverbios, ya que just, yet o already son comunes en la versión británica con past perfect y en la variante americana con el pasado simple.

Continuando con el past simple, para algunos verbos en inglés americano se prefiere la terminación –ed, actuando como verbos regulares. En inglés británico ese final pasa a ser con –t. Es el caso de learn.

Y otro ejemplo muy conocido con el uso de verbos es get, que en inglés británico tiene como participio a got, y en la versión americana, el participio es gotten.

Dejando a un lado los verbos, las preposiciones también cambian. La forma de hablar americana ha influenciado a la británica con la cultura pop y la conversión de Estados Unidos en la gran potencia mundial. Las preposiciones on, through o than se usan en contextos en los que el inglés británico prefiere las formas at o to.

Por último, no hay que olvidar los pronombres colectivos. Para referirse en inglés británico a equipo, gobierno o comité se puede usar el singular o el plural, pero mayoritariamente se opta por el plural para darle énfasis a la comunidad. En Estados Unidos estos pronombres siempre van en singular.

Ambas versiones del idioma son correctas y demuestran que una lengua es un ente vivo, que se retroalimenta cada día. De este modo, no es mejor hablar British English o American English, sino conocer en profundidad el idioma.

 

Estas son las principales diferencias entre inglés británico y americano. Si tienes dudas, la mejor forma de resolverlas es mediante la práctica constante, y si estás interesado en aprender más, en Campus Study Centre te ofrecemos todas las claves para que ganes soltura con cualquiera de las variantes.

WhatsApp chat
Call Now Button