Cómo sacarse el B1 de inglés: todas las claves y exigencias

Cómo sacarse el B1 de inglés
El nivel B1 de inglés es el tercero en dominio de una lengua extranjera. Es el primero que se puede considerar como un nivel intermedio, pues los dos anteriores son conocimientos básicos. Forma parte del Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas, y si hablamos del inglés, que es el principal idioma de comunicación internacional, parece muy aconsejable adquirir cierta soltura. Hoy respondemos a la pregunta de cómo sacarse el B1 de inglés.

Cuáles son los requisitos para conseguir el B1 de inglés

Una de las claves para aprobar el B1, quizás la principal, es conocer el temario que se demanda, es decir, los requisitos que se exigen. A este nivel se puede acceder aprobando varios exámenes, pero el temario suele variar muy poco entre ellos, únicamente la exigencia. En Europa, la prueba más habitual es el Preliminary English Test (PET) de Cambridge. Es también la más extendida.

Contenidos gramaticales en el B1 de inglés

Las exigencias mínimas para conseguir este nivel acreditativo en inglés pasan por dominar cuestiones gramaticales como los comparativos y superlativos, todos los tipos de condicionales, el futuro continuo, los verbos modales, todas las formas verbales en pasado, incluyendo el presente perfecto continuo, la voz pasiva, el estilo indirecto, las predicciones con will y going y las preguntas indirectas.

Fluidez con el idioma, habilidades

Más allá de los contenidos gramaticales, una de las cuestiones más importantes a la hora de obtener el nivel B1 de inglés es comprobar las capacidades con el manejo del idioma. Así, los alumnos deben saber presentarse, participar en conversaciones sobre temas cotidianos y personales, describir de manera correcta personas e imágenes, estar de acuerdo o en desacuerdo ante determinados temas, comprender textos breves y largos, escribir comunicaciones informales, expresar opiniones y encontrar sentido a fragmentos de audio de longitud media.

Vocabulario en el B1 de inglés

Todas las habilidades previas se pueden poner en práctica conociendo la gramática, pero también añadiendo unas buenas dosis de vocabulario. En este nivel de inglés hay que adquirir suficiente soltura en términos relacionados con la educación, los viajes, el trabajo, las vacaciones, el tiempo libre, el transporte, el medio ambiente, el deporte, la vida cotidiana y, en general, todos los temas que aparecen en las conversaciones frecuentes de cualquier persona.

Más allá de esto, es recomendable dominar los conectores, las preposiciones de lugar, los intensificadores y palabras como both, either o neither que, aunque no tengan vinculación con ningún tema en concreto, ayudan a mejorar la expresión.

Consejos para el B1 de inglés

Una vez conocidas las exigencias mínimas de este nivel acreditativo, llega el momento de comentar los consejos para el B1 de inglés. Este es un nivel intermedio, lo que significa que no es excesivamente difícil de obtener, pero para lograrlo es importante adquirir cierta fluidez con el idioma.

Practicar mucho, todo lo posible

Estudiar lo suficiente como para adquirir los conocimientos que se demandan en el examen es algo imprescindible, pero para conseguir este objetivo hay algunas fórmulas que son de gran utilidad. Una de ellas es practicar el speaking, las conversaciones.

Comienza a familiarizarte con temas cotidianos, con una amplia variedad de ellos, pues en el examen te podrán preguntar por situaciones de trabajo, de estudio, de ocio y hasta hábitos rutinarios.

Asimismo, refuerza tus habilidades describiendo experiencias, deseos, pronósticos y aspiraciones. No olvides tampoco adquirir vocabulario para justificar tus argumentos, opiniones y planes.

El listening y el reading son esenciales

La prueba del B1 tiene un núcleo dedicado a la comprensión auditiva y otra a la lectora. En el apartado de listening, por fortuna ahora existen numerosas herramientas para ir haciendo oído: música, podcasts, vídeos en YouTube, apps, etc.

La comprensión lectora sí puede ser más inaccesible, porque leer en inglés quizás es menos divertido. Aun así, es igualmente necesario ir con seguridad al examen. En internet hay numerosos ejemplos de pruebas anteriores en las que puedes conocer cómo son los textos a analizar.

Conversar con personas en inglés y tener el idioma siempre presente

El consejo inicial sirve para resumir todas las iniciativas que se pueden poner en marcha. Si quieres obtener el B1 de inglés, no te centres únicamente en estudiar y adaptarte a lo que exige la prueba. Utiliza esto como base y refuerza tu aprendizaje con una relación de cercanía absoluta con el idioma. Al final, el B1 solo es la constancia de que tienes un nivel intermedio de inglés, pero si no lo practicas, acaba oxidándose.

En Campus Study Centre te ofrecemos estas y otras claves útiles que responden a la pregunta de cómo sacarse el B1 de inglés. Contamos con profesores altamente experimentados y una amplia oferta formativa adaptada a estudiantes, profesionales y adultos que quieren avanzar en el conocimiento de este idioma. No dudes en contactar con nosotros para mantenerte informado de tus posibilidades.

WhatsApp chat
Call Now Button